Flacidez en la Piel

¡Compartelo en tus redes!

La flacidez en la piel es un problema con el que todos lidiamos alguna vez en la vida. Ya sea en nuestra juventud o en la vejez. La flacidez no es más que piel floja, piel que cuelga y se ve fuera de lugar.

Hay una variedad de razones por las que esto ocurre, y si las conoces, puedes evitar que esto te ocurra en un futuro cercano, o si ya te ocurrió, puedes evitar que siga empeorando, e incluso reafirmar la piel. Porque, sí, la piel flácida se puede reafirmar en cierta medida.

Razones de la Flacidez en la Piel

Hay varias razones por las aparece la flacidez en la piel, pero vamos a considerar dos principales.

Una de ellas es la fuerza que la fuerza de gravedad ejerce día a día sobre nuestro cuerpo desde el día en el que nacemos hasta el día de nuestra muerte. Es algo que no consideramos normalmente, no es común pensar en que la fuerza de gravedad nos está pegando a la tierra, aunque sabemos que es así, es algo que damos por sentado.

La flacidez en la piel por la fuerza de gravedad solemos notarla llegada la vejez, durante décadas de halar nuestra piel hacia abajo, las 24 horas del día, eventualmente esta se debilita, pierde su elasticidad y se estira.

Y en segundo lugar, la flacidez en la piel aparece cuando pierdes parte de tu masa corporal. Eso que estaba rellenando la piel ya no está, por lo tanto queda la piel suelta, sin nada que la haga estar ajustada.

Y quiero que notes que he dicho masa corporal, y no simplemente grasa. Porque esto también pasa con el músculo.

Así es, cuando tienes mucho músculo, la piel se estira, es un órgano con gran capacidad para adaptarse a los cambios del cuerpo. Luego, si pierdes nuevamente toda esa masa muscular, toda esa piel queda estirada, pero sin lo que tenía antes adentro. Por lo que simplemente cuelga.

Dijimos que hay dos razones por la que tenemos flacidez en la piel, ¿Cierto? Pero hay una tercera, te mentí 😝 Esta última es la mezcla de las dos anteriores de las que acabamos de hablar. Y es la vejez.

Flacidez de la Piel en la Vejez

A medida que envejecemos, la piel está más y más tiempo sometida a la fuerza de gravedad. Esto de por sí ya es capaz de causar flacidez en la mayoría de las personas, aunque claro que existen personas que son la excepción y tienen una piel super fuerte que es capaz de resistir esto durante toda su vida.

Pero, a este factor viene sumado otro. Que es la pérdida de masa muscular y de colágeno. Se sabe que a partir de los 40 años el cuerpo comienza a perder un porcentaje de masa muscular al año que ronda el 0,5%. Y a partir de los 50 años esto aumenta mucho más, hasta llegar al 1% anual.

Entonces, si además del estiramiento de la piel, también pierdes músculo, tienes una receta perfecta para tener flacidez en la piel sin lugar a dudas. Y un ejemplo insuperable es la flacidez de los brazos de las personas de la tercera edad.

Cómo evitar la Flacidez en la piel

Bien, para tratar la flacidez en la piel tenemos tres opciones naturales, y podemos aprovecharlas todas (Existe una cuarta opción, que es la cirugía estética). Una de ellas es fortalecer la piel para que resista mejor ese efecto de la fuerza de gravedad, otra es simplemente evitar perder la masa corporal, que no es una opción viable cuando tenemos sobrepeso, porque es un riesgo grave para la salud, y la última de ellas es cambiar la composición del cuerpo, perder la grasa, pero reemplazarla con músculo.

Fortalecer la Piel

La mejor manera de fortalecer la piel, que es el órgano más grande, y también más expuesto que hay en nuestro cuerpo, es manteniéndola hidratada, tanto interna como externamente, y asegurándonos de que hay suficiente colágeno siendo producido en nuestro cuerpo.

Aumentar Cantidad de Colágeno

El colágeno es una proteína que se encuentra en nuestro cuerpo, y entre sus funciones está la de darle elasticidad a la piel. Que es precisamente lo que necesitamos para prevenir la flacidez en la piel. Si los niveles de colágeno son óptimos, será más difícil que veamos esa piel colgando con la edad.

Lamentablemente, con el paso de los años, la cantidad de colágeno que el cuerpo produce disminuye cada vez más, gracias a esto la piel pierde mucha de su elasticidad, lo que contribuye a que esta ceda a la fuerza de gravedad más fácilmente.

Y por supuesto que podemos aumentar la producción de colágeno en el cuerpo para fortalecer y evitar la flacidez en la piel. Y una manera muy fácil y efectiva es consumiendo vitaminas C, que aumentan naturalmente la producción del mismo.

También está la lisina, que es un aminoácido esencial, es decir, que el cuerpo no puede producirlo por sí mismo, y tenemos que suministrarselo mediante nuestra alimentación. Los aminoácidos los obtenemos de las proteínas, tanto los esenciales como los no esenciales. Y entre ellos, la lisina, que estimula la producción de colágeno.

Así que basta con tener una dieta balanceada, cumpliendo los requerimientos de proteínas que necesitamos, para obtener suficiente cantidad de lisina.

Estos son algunos de los alimentos en los que puedes encontrarla: Huevos, carne, leche, soja, lentejas y guisantes.

Evitar la Pérdida de Colágeno

flacidez en la piel
Foto por formulario PxHere

Existen muchos alimentos que hacen daño a nuestro cuerpo, pero entre todos ellos hay uno que es común en la dieta de casi toda la población mundial, y es el azúcar. Los efectos negativos del azúcar sobre la salud son múltiples, y han sido probados científicamente de manera amplia. Entre sus tantos efectos negativos, tenemos la reducción de la producción de colágeno. Por lo que reducir tu ingesta diaria de azúcar, o reemplazarla por otro endulzante natural, como la miel, te ayudará mucho a reducir la flacidez en la piel.

flacidez en la piel

El cigarrillo es otra causa de la disminución de la producción de colágeno en el cuerpo. Además de sus conocidos efectos nocivos para el sistema respiratorio, su capacidad para disminuir nuestra capacidad atlética, en especial la aeróbica, y por si fuera poco, el aumento de las probabilidades de aparición de cáncer, también tenemos que inhibe la producción de colágeno, lo que perjudica a tu piel.

flacidez en la piel
Foto por formulario PxHere

La luz del sol también es perjudicial para la salud de la piel. Es bien sabido que la sobreexposición a ella puede causar cáncer de piel, así como envejecimiento prematuro. Y además, también disminuye la producción de colágeno.

Hidratación

La hidratación de la piel es clave para mantener la salud de la misma y reducir la flacidez en la piel.

Esta podemos separarla en hidratación interna, que se refiere a beber la suficiente agua al día (Tomar jugos naturales o envasados, refrescos/gaseosas, leche o alcohol, no cuenta como agua). La cantidad de agua estándar recomendada por la Organización Mundial de la Salud es de 8 vasos diarios, o 2 litros.

Y también está la hidratación externa, que podemos proporcionarla mediante la aplicación directa de cremas para la piel, o aceites como el de almendras, de coco, o con gel de plantas como el aloe vera.

La hidratación externa no suele ser un problema para las mujeres, ya que suelen ser muy cuidadosas y responsables con su piel, y utilizan variedad de cremas hidratantes que preservan su salud. Los hombres, sin embargo, solemos dejar este detalle de lado.

Nutrición

flacidez en la piel
Imagen de Andy M. en Pixabay

Y finalmente está la nutrición, que ya hablamos de una parte de ella. Es importante una ingesta adecuada de vitaminas C, que estimulan la producción de colágeno, pero también es muy importante la vitamina A, que incluso suele ser utilizada en algunos tratamientos para la piel, como los de las arrugas.

En cuanto a las vitaminas, lo recomendable es que las obtengas de sus fuentes naturales. Es decir, directamente de los alimentos.

Una comida increíble que contiene altas dosis de vitaminas A y C es el perejil, tanto ingerido, como preparando una infusión de perejil, te verás beneficiado.

Es cierto que puedes tomar suplementos nutricionales que traigan una variedad de vitaminas y minerales en una sola cápsula, pero nada iguala a la calidad de lo que puedes obtener de consumir los alimentos frescos directamente. Además, el abuso de suplementos nutricionales durante períodos de tiempo extendidos, pueden traer problemas de salud.

Y como habrás notado, una dieta sana y balanceada no es solo para mantenerla solo un par de meses. Debe ser para toda la vida.

flacidez en la piel
Imagen de Couleur en Pixabay

La cantidad de proteínas que consumimos también es clave, no solo para la obtención de la lisina, que influirá sobre la producción de colágeno y por tanto en la flacidez en la piel, sino para evitar la pérdida de masa muscular también.

Debes asegurarte de conseguir proteínas de alto valor biológico, estas te proveerán con todos los aminoácidos esenciales que tu cuerpo necesita para mantener el cuerpo en su estado ideal.

flacidez en la piel

Luego están los antioxidantes, pero por supuesto que no por eso son menos importantes. Estos puedes obtenerlos principalmente de vegetales frescos, tanto crudos como cocidos. Y son responsables de eliminar radicales libres en el cuerpo, que son responsables en parte, del envejecimiento de las células, y de la aparición de algunos tipos de cáncer.

Hay una gran cantidad de alimentos que nos proveerán con antioxidantes de calidad, pero sin duda los encontrarás con facilidad en vegetales verdes. Por eso, asegúrate de incluirlos regularmente en tu dieta.

flacidez en la piel
Foto por formulario PxHere

Y finalmente tenemos a las infusiones naturales. También conocidas como té, término que no es del todo correcto, pero también es aceptado.

Estas son preparaciones que se hacen con vegetales, frutas, hierbas, hortalizas y/o raíces, en las que se liberan muchos de los componentes de dicho ingrediente en agua, que posteriormente es bebida, sin tener que comer el ingrediente como tal.

Hay una variedad infinita de distintas infusiones para todo propósito, y con ingredientes que ni te imaginas. Entre ellas, hay infusiones que son especialmente efectivas para la piel. Acá te dejo una lista de infusiones beneficiosas para la piel y cómo prepararlas.

Bajar de Peso Adecuadamente

Un factor clave para evitar la flacidez en la piel cuando bajas de peso, es hacerlo de la forma correcta. Y para esto vas a necesitar no solo aplicar los conocimientos que acabas de ganar sobre nutrición e hidratación, sino además tener paciencia.

En primer lugar debes saber que aunque bajes de peso correctamente, es posible que inicialmente quedes con algo de flacidez en la piel, es normal, pero si comes y te hidratas correctamente, la piel irá readaptandose y con esto esa flacidez en la piel se reducirá, o incluso desaparecerá, dependiendo de qué tanta masa de grasa hayas perdido.

Luego, debes bajar de peso de forma controlada, necesitas paciencia. Mientras más brusca sea tu pérdida de peso, mayor será el nivel de flacidez en la piel que quede al final. Y viceversa, mientras más lenta y controlada sea la pérdida de peso, más tiempo le darás a la piel para irse adaptando a ese nuevo estado.

Si este es tu caso, yo comprendo el deseo que tienes de perder ese peso extra y ponerte en forma, he pasado por ello, he estado allí en carne y hueso. Y por esta razón puedo decirte con propiedad que debes tener paciencia, que no vale la pena apresurar las cosas porque aunque sí logres bajar de peso rápidamente, quedará ese problema residual del que será muy difícil salir, que además te dejará con insatisfacción e inseguridad sobre tu cuerpo.

Como te comenté, mientras más lento puedas bajar de peso, mejor. Un ritmo que considero totalmente razonable, es programar una pérdida de hasta 3 kg por mes. Y lo ideal, entre 1 kg y 2 kg por mes. Puedes programar tu dieta fácilmente con el artículo para calcular una dieta.

Lo próximo es hacer entrenamientos pesados, enfocados a la fuerza y la hipertrofia. Necesitas rellenar ese espacio que estaba siendo llenado por grasa que ya no estará, entre tu piel y tus músculos. Y eso vas a rellenarlo con músculo, precisamente.

Como ya hemos discutido en artículos anteriores, no es posible ganar músculo y perder grasa a la vez, a menos que seas un principiante, en cuyo caso, aprovecha esa ventana inicial de unas semanas para ganar toda la masa muscular que puedas mientras pierdes grasa.

Una vez termine ese período de gracia, lo que si podemos hacer es mejorar nuestro tono muscular, enseñar al cuerpo a reclutar la mayor cantidad de fibras musculares, y a aplicar fuerza correctamente. De esta forma, una vez la grasa se vaya y el músculo quede expuesto, el músculo se verá más grande.

Para todo esto necesitas tener una dieta ligeramente hipocalórica (Dieta en la que gastas más calorías de las que consumes), rica en proteínas y grasas, y con los carbohidratos bien vigilados.

Ganar y Mantener Masa Muscular

Si tu caso es que estás envejeciendo y perdiendo masa muscular, o que ya tienes mucha masa muscular, la solución es mantener la que ya tienes, o intentar ganar más aún. Lo cual no es difícil, a decir verdad.

Si, en cambio, vienes de una pérdida de peso y ya has terminado ese período de definición, y ahora tienes algo de flacidez en la piel que quieres eliminar, también aplica para tí este consejo. Necesitas ganar masa muscular.

Para ganar más músculo solo necesitas entrenamientos intensos de fuerza, levantando pesos elevados, poco cardio, y una dieta hipercalórica (Dieta en la que consumes más calorías de las que gastas), y rica en proteínas. De entre 1,8 gramos a 2,2 gramos de proteína por cada kilogramo de peso corporal que tengas.

El superávit calórico de la dieta debe ser pequeño, de manera que las ganancias de grasa sean mínimas a la vez que el músculo aumenta. Entre 100 y 300 KCAL por encima de tu cifra de mantenimiento son suficientes. Más que esto puede causar que tus ganancias no sean tan limpias y ganes algo de grasa.

Y para solo mantener el músculo que ya tienes, aplica todo lo anterior, pero con una dieta normocalórica, es decir, una dieta de mantenimiento.

Cómo Reafirmar la Piel Flácida

Al comenzar este artículo te dije que la piel flácida se puede reafirmar, y es verdad, puedes reafirmar piernas con celulitis y flacidez con una mezcla de todos los factores de los que hemos hablado.

Una vez que ya tienes esa flacidez en la piel sin haber podido evitarla, lo mejor para reafirmar la piel es:

  • Ten una dieta rica en proteínas de alto valor biológico.
  • Que tu dieta contenga suficiente vitamina A y C.
  • Asegúrate de incluir vegetales en tu dieta regular, son ricos en antioxidantes.
  • Bebe suficiente agua diariamente, al menos 8 vasos, o 2 litros.
  • Hidrata tu piel externamente, utilizando cremas especiales para la piel, o aceites como el de almendras.
  • Evita los alimentos, sustancias y situaciones que inhiben la producción de colágeno.
  • Haz entrenamientos intensos de fuerza, asegúrate de frenar la pérdida de músculo que es normal con la edad, y que es cada vez mayor.
  • Si ya has culminado tu etapa de pérdida de grasa, ahora viene la etapa de ganancia de músculo. Con una dieta hipercalórica y entrenamientos de fuerza e hipertrofia.

Ya tienes todas las herramientas que necesitas para evitar la flacidez en las piernas, brazos y abdomen, y reafirmar la piel una vez la flacidez ya se ha presentado. Ten paciencia y haz las cosas bien, y lograrás mejorar las cosas, te lo aseguro.

No olvides compartir este artículo, nos leemos pronto nuevamente 😉

Otros artículos que pueden interesarte


¡Compartelo en tus redes!

Soy un entrenador personal nacido en Venezuela, un entusiasta del weightlifting y el fitness. Estoy certificado como entrenador personal en Entrenamientos Funcionales, y me apasiona todo lo relacionado al ejercicio físico y la nutrición. También me encanta la musica, en especial el Rock y el Metal ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *