Consecuencias de la Falta de Sueño

¡Compartelo en tus redes!

El sueño es uno de las necesidades fisiológicas más importantes y placenteras en la vida, y por el contrario, la falta de sueño es increíblemente dañina. Es el momento del día en el que el cuerpo y la mente finalmente logran obtener descanso, cuando nos liberamos de las preocupaciones, responsabilidades, deberes, el momento en el que se liberan hormonas de crecimiento y los músculos aumentan su tamaño, cuando el cuerpo se concentra en reparar todo el daño que han sufrido los tejidos.

De modo que al despertar, estamos reparados, llenos de energía. Y si no es tu caso, quizá el tiempo de sueño del que estás disfrutando no sea de calidad.

Además, es imposible evitarlo, no existe forma conocida de vivir sin dormir ¿Quién no ha visto a un famoso grupo de adolescentes intentar evitar a toda costa caer dormidos para no ser asesinados por Freddy Krueger? Evidentemente todos ellos fallaron en el intento. Y por supuesto, todos ellos sufrieron de todos estos síntomas.

Cuando hay una falta de sueño prolongada, el cuerpo se inunda de estrés, no tienes claridad mental, todas las funciones cognitivas se deterioran, las células cerebrales comienzan a morir masivamente, te quedas sin energía, sin ánimo, además estás irritable y constantemente de mal humor.

Y si aún dudas de qué tan mala puede ser la falta de sueño: ¿Sabías que un método de tortura moderno, que está siendo utilizado en gran parte del planeta mientras lees estas lineas, es la privación del sueño?

Consecuencias de la Falta de Sueño

Como mencionabamos, la falta de sueño trae consecuencias negativas para el cuerpo y la mente, y podemos notarlas tanto a corto como a largo plazo. Hay una gran multitud de experimentos en los que se ha estudiado no solo las horas de sueño, sino su calidad, el momento del día en que se hace, la relación de la nutrición con el sueño, enfermedades que afectan la calidad del sueño, enfermedades que surgen por tener una mala calidad de sueño, y mucho más.

Y gracias a ello, tenemos hoy una gran idea de lo que ocurre con nosotros al dejar de dormir por períodos de tiempo prolongados, o «disfrutar» de un sueño de mala calidad.

El estudio de las consecuencias de la falta de sueño lleva siglos, aún a día de hoy sigue siendo estudiado, y seguirá siendo estudiado durante siglos, dado que es un tema complejo y del que aún no se sabe mucho. Por lo que, entre tanta abundancia de estudios y evidencia, no estaremos hablando de todas las consecuencias, evidentemente, pero sí de las más relevantes y con más respaldo.

Mala toma de decisiones

Para comenzar, tenemos un estudio del año 2011 en el que nos dicen que se ha encontrado una relación directa entre la falta de sueño y comportamientos poco éticos. El estado de vigilia prolongado causa fatiga, que deteriora las funciones cognitivas y compromete la toma de decisiones. Si tienes un trabajo que implique tomar decisiones importantes o delicadas, que puedan comprometer la seguridad de otros o que puedan generar problemas legales, es aconsejable que cuides y mejores a higiene de tu sueño.

Y en el lado contrario tenemos otro estudio que mide el incremento de la conciencia moral de individuos que sí han disfrutado de suficientes horas de sueño, con respecto a otros en estado de privación.

Deterioro de la oratoria

Cuando estamos en un estado de vigilia muy prolongado, perdemos la capacidad para comunicarnos oralmente de forma efectiva. La capacidad de oratoria disminuye, e incluso, una falta de sueño de entre 20 y 25 horas puede ser equivalente a una intoxicación etílica de un 0.1% de concentración de alcohol en la sangre.

Cambios del humor y percepción del mundo

Al estar en un estado de privación del sueño, la forma en la que vemos el mundo cambia. Tendemos a tomar los estímulos que percibimos mediante nuestros sentidos, como estímulos negativos, incluso si en realidad eran neutros, o incluso positivos.

Un estudio realizado en el 2010 con 40 estudiantes universitarios, nos muestra resultados en los que el grupo que fue sometido a una falta de sueño durante toda una noche, tenía más tendencia a tomar negativamente los estímulos recibidos, y que además se encontraban de mal humor de forma mucho más frecuente.

Y algo más curioso aún es que además de cambiar la percepción de los estímulos, también se incrementa la cantidad de estímulos que dejan de percibirse por el estado de fatiga generado. Y ese fué precisamente el foco de un estudio realizado en 1960, donde un grupo de personas en estado de privación de sueño pierde, claramente, capacidad para realizar tareas de vigilancia visual.

Accidentes de tráfico

dormir poco

Luego de ver que la falta de sueño es equivalente a beber alcohol, que también disminuye la capacidad de observar y mantenerse alerta, además de afectar la concentración y la toma de decisiones, no es una sorpresa que la privación del sueño sea una de las causas principales de accidentes de tráfico causado por errores humanos. Y de hecho, muchos estudios con distintos focos nos arrojan información similar.

Tan solo con el hecho de dormir menos de 6 horas diarias, ya aumenta considerablemente el riesgo de causar un accidente de tráfico, como podemos ver en este estudio realizado en el 2013.

Está de más decir que también se recomienda evitar utilizar maquinaria pesada y realizar tareas de alto riesgo durante estados de vigilia prolongados.

Envejecimiento

¿Has escuchado alguna vez la frase «sueño de belleza»? No lo dicen por nada, ya que la falta de sueño también ha sido asociada con el envejecimiento. Así es, mientras de menos horas de sueño disfrutamos, más rápidamente envejecemos tanto externamente como internamente.

Obesidad y diabetes

Es conocido el impacto de tener una mala calidad de sueño, pocas horas de sueño y dormir muy tarde por la noche, no solo en adolescentes, también en adultos. Sin embargo, tenemos otro estudio que fue realizado en adolescentes, en el que se logra asociar directamente la mala calidad del sueño con la obesidad.

Esto ocurre por varias razones, entre las principales está el estrés mental generado y la toma de malas decisiones, que el cuerpo intenta reducir comiendo más, en especial dulces y alimentos con azúcar (Carbohidratos), de forma que el cerebro libera endorfinas que dan una sensación pasajera de bienestar. Y esto no es sólo sentido común, hay estudios que han estudiado este comportamiento.

Además, se sabe también que la falta de sueño contribuye al padecimiento de la diabetes de tipo 2.

Lesiones deportivas

Otro de los efectos adversos de la falta del sueño es el incremento en las probabilidades de sufrir lesiones al realizar deportes. Y esto se debe a todo un conjunto de factores que incrementan los factores de riesgo individualmente.

Tenemos el deterioro de las funciones cognitivas, entre lo que se cuenta falta de concentración, cansancio, velocidad de reacción más lenta ante estímulos externos, falta de energía, y como si fuera poco, las fibras musculares con micro rupturas necesitan más tiempo de lo normal para recuperarse de los entrenamientos previos, lo que hace más probable que el cuerpo no esté en óptimas condiciones al llegar el próximo entrenamiento.

Debilitamiento del sistema inmune

sistema inmune debilitado

Dentro de las consecuencias de la falta de sueño, encontramos el debilitamiento del sistema inmune. Esto se traduce en más probabilidades de sufrir de enfermedades o captar infecciones, dado que el cuerpo pierde la capacidad de defenderse de las mismas.

Corazón, presión arterial, presión sanguínea e inflamación

Se ha relacionado la falta de sueño, tanto parcial como completa, a problemas cardíacos, cambios en el metabolismo de la glucosa, en la regulación hormonal, así como a incrementos en la presión arterial, presión sanguínea y procesos inflamatorios en el cuerpo.

Más caídas

Un estudio realizado en Corea nos da una información super interesante. Existe una asociación directa entre la falta de sueño, y el incremento en caídas, tanto en personas jóvenes, adultas y mayores, pero especialmente en las mayores. ¡Sin embargo esto no es todo! ¡Puesto que no solo la falta de sueño incrementa drásticamente la cantidad de caídas, sino que el exceso de sueño también!

Así, vemos que según los resultados de ese estudio, las personas que sufrieron más caídas son las que durmieron 5 horas o menos, en segundo lugar tenemos los que durmieron 9 horas o más, en tercer lugar los que durmieron 6 horas. Y los que sufrieron menos caídas son los que durmieron entre 7 y 8 horas diarias.

Fatiga, cansancio, somnolencia y falta de energía

La apnea del sueño es una enfermedad en la que la respiración se detiene y reinicia repetidas veces durante el periodo de sueño. Esto causa que las personas que lo sufren, a pesar de poder dormir, tengan una terrible calidad de sueño.

Y un estudio del año 2000 nos reveló que estas personas suelen padecer de falta de energía, fatiga, somnolencia constante y cansancio. Las causas probablemente sean demasiadas, y muchas de ellas no estén relacionadas a este tema, pero sin lugar a dudas esos efectos secundarios aparecen, en parte, por la mala calidad del sueño de los pacientes.

Migrañas y dolores de cabeza

dolor de cabeza

No hace falta de un estudio científico para saber que la falta de sueño prolongada puede producir dolores de cabeza e incluso migrañas, tanto a corto como a largo plazo. Quién no ha pasado noches sin dormir, ya sea por gusto, rebeldía, por estar de fiesta, por mucho trabajo, por estudio o por muchas preocupaciones. Pero aún así, tenemos un estudio del 2005 que nos lo afirma.

Más dolor

Aunque tradicionalmente se ha pensado que el dolor disminuye la calidad del sueño, en realidad hay estudios que nos dicen que esta es una relación que va en los dos sentidos, ya que la privación de sueño puede producir una reacción hiperalgésica, que es una sensación aumentada del dolor percibido. Además, la falta de sueño puede interferir con tratamientos que utilicen medicamentos analgésicos.

Efecto Antidepresivo

Contra todo pronóstico, durante una serie de estudios realizados en los años 70, se encontró que la privación del sueño tiene un efecto antidepresivo, y que puede ser utilizada terapéuticamente para combatir la depresión en toda una variedad de casos y pacientes. A pesar de que falta ahondar más en este campo en particular, los resultados fueron bastante interesantes.


Evidentemente no basta con saber las consecuencias de la falta de sueño, también necesitamos saber por que ocurre y cómo mejorarlo, ¡Y eso es precisamente lo que encontrarás en el próximo artículo! ¿Muy conveniente, no? 😉 No olvides que puedes compartirlo con tus familiares, amigos y conocidos para ayudar a mejorar su salud y calidad de vida con solo un click. ¡Saludos!

Otros artículos que pueden interesarte


¡Compartelo en tus redes!

Soy un entrenador personal nacido en Venezuela, un entusiasta del weightlifting y el fitness. Estoy certificado como entrenador personal en Entrenamientos Funcionales, y me apasiona todo lo relacionado al ejercicio físico y la nutrición. También me encanta la musica, en especial el Rock y el Metal ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *